La belleza de una vida en balance

Todo el tiempo, escucho hablar de “los extraordinarios”, los que pusieron todo su enfoque, energía y recursos en una sola área de su vida y se volvieron famosos, ricos y felices.

Suena bien, y ciertamente muy atractivo, pero entonces me cuestiono porqué, en los últimos años, vemos a tanta gente famosa suicidándose, cada vez con más frecuencia. Gente que “lo tenía todo”, supuestamente:

  • Robin Williams
  • Anthony Bourdain
  • Kate Spade
  • Avicii
  • Chester Benningto
  • Kurt Cobain

En una cultura que nos empuja a tener más, hacer más y ser más, de manera tan desesperada, importar, ser “alguien”, se vuelven cargas muy pesadas. Por eso, pienso que deberíamos plantearnos la posibilidad de buscar vidas balanceadas, antes de intentar ir a lo “extraordinario”.

Por eso, el día de hoy te voy a platicar porqué me enfoco en construir una vida balanceada.

Reduciendo la velocidad, disfrutas del paisaje

Tengo tendencia a ser acelerada e ir de prisa. Pero a fuerza de darme en la pared, entendí que, al ritmo que llevaba, no pensaba bien las cosas, me atragantaba de todo lo bueno de la vida (comida, sexo, amigos, trabajo) y no estaba disfrutando nada.

Me ha costado darme aire y respirar, pero a un ritmo más pausado pienso mejor. Mi trabajo es más productivo y de mejor calidad. Mis relaciones se pueden disfrutar y aprovechar. La comida sabe mejor. El sexo es grandioso. Y bueno… creo que ya me expliqué, ¿cierto?

Como dice Rosana en su canción, muy acertadamente: “Me voy, ahí te quedas. Me voy a vivir tranquila, sin pausa, pero sin prisa.” 

La vida es vivir cada momento

Antes me pasaba esperando los “momentos especiales”: los días feriados, los fines de semana, el viernes, la graduación, las vacaciones, la quincena, el nacimiento de mi hija, el orgasmo, etc.

Y la verdad, es que la vida es todo lo que pasa, no solo en esos momentos “cumbre”, sino en cada paso que das a lo largo del camino.

Hay tanto que disfrutar en el proceso, que si tan solo pudiéramos verlo, seríamos mucho más felices. Me he dedicado a encontrar cómo pasarla bien cada día, en cada segundo, y si logras hacer lo mismo, te vas a dar cuenta de que toda la vida es disfrutable, no solo el momento en que finalmente llegues a tu meta.

No olvides, de cualquier modo, que la “meta”, o al menos la línea de meta de la vida, se llama “muerte”. No te esperes a llegar a ella para darte cuenta de que nunca disfrutaste el camino.

“A la pata coja” no llegas lejos

Imagina un coche con una llanta ponchada. O un caballo con tres patas. O una araña a la que le arranques dos patas. Bueno, toma la montura que más te guste, y quítale una o dos de los soportes que lo hacen moverse. Tal vez te lleve de aquí a la esquina, pero más lejos… ni de chiste.

Todas las áreas de tu vida deben ir, más o menos, parejas si quieres llegar lejos. Y por lejos… me refiero a vivir muchos años, cumplir muchos sueños y disfrutar muchos viajes.

Lo que yo hago es dividir mi vida en cinco áreas:

  • Salud mental y física
  • Amor y relaciones
  • Dinero y abundancia
  • Crecimiento personal
  • Llamado Personal

Consistentemente, hago un esfuerzo por trabajar en todas ellas. Me dedico a revisarlas, ver cuál anda débil o mocha, y trabajar para ponerla al nivel de las otras.

No, no siempre lo logro, y no es nada fácil. Pero recuerda…  Tú decides si quieres que tu vida sea un maratón o una carrera de 100 metros. Si quieres llegar lejos, procura que todas las áreas de tu vida se desarrollen. O como el chiste… vas a llegar a los 50’s con la mitad de tu dinero perdido en el divorcio, y la otra mitad desperdiciada en pagar cuentas de hospital por no cuidar tu salud.

Hay ciclos para desbalancearse, con consciencia

Lo que no vemos de la vida, es que hay ciclos.

Cuando uno es niño, debería jugar, perder el tiempo, aprender cosas nuevas, viajar, dormir mucho, correr como loco… solo ser.

Cuando uno es adolescente y no sabe qué quiere de la vida, lo que debería hacer es probar muchas cosas, tener hobbies, salir con amigos, aprender idiomas, conocer otras culturas, ideas y personas, y enfocarse solo en conocerse a uno mismo.

Cuando se empieza a ser adulto, se debería uno enfocar en cómo hacer algo productivo y redituable con lo que a uno le gusta hacer, poner un negocio (o varios), equivocarse, perder dinero, seguir estudiando, tener socios, relacionarse, aprender a vender y a hablar en público.

Cuando ya eres un adulto más experimentado, puedes empezar a pensar en tener hijos, estabilizarte, bajar el ritmo, disfrutar de la familia, de los amigos, etc.

En fin… creo que no sabemos aprovechar las ventajas de los ciclos. Y hay algunos en los que, definitivamente, uno puede desbalancearse. Por ejemplo, cuando empiezas a ser adulto. Es la época ideal para poner toda tu energía en ser excelente en algo que te apasione.

El problema, es que no es sustentable a largo plazo. Y algún día, tendrás que aprender a bajar el ritmo, disfrutar y “conformarte”, como dicen algunos, a que las cosas ya no son como antes. Y más que conformarte, creo que debes abrazar la idea de que es momento de regresar al balance y disfrutar el camino, a una velocidad más lenta y llevadera.

No estoy diciendo, con esto, que uno no debe buscar la excelencia. Pero sí creo que, para empezar, debemos empezar a cuestionarnos qué es éxito, y no solo imitarlo o aspirar al que otros han alcanzado. Por eso, tengo un video que se llama “Define tu propia fórmula del éxito”. Te invito a verlo aquí:

Si empezáramos por tener nuestra propia definición de éxito, viviríamos menos ansiosos y presionados por alcanzar a los demás, destacar tanto, y después, perder a tal grado el sentido de la vida que hasta ganas de suicidarse den.

Una vida en balance puede no parecer extraordinaria, pero yo prefiero vivir plena durante muchos años que quemarme como estrella fugaz: brillando intensamente hasta morir en un instante. ¿Tú qué prefieres?


Te invito a que te suscribas a mi canal de Youtube. 😉 ¡Es totalmente gratis, y perfecto para cocowashearte!

banner-youtube-suscríbete

¡Tu apoyo es muy importante para mi!

El contenido que genero es, en general, gratuito. Pero para poder generar más y mejor contenido, necesito poder mantener mis gastos, un gato y una niña. Cualquier cantidad que desees donar, será bien recibida y te traerá más abundancia a tu vida también.

Si lo quieres hacer una sola vez, puedes hacerlo a través de Ko-fi. Si ya tienes tiempo siguiéndome y estás considerando apoyarme de manera más regular, te invito a mi Patreon. Cualquiera que decidas, ¡gracias, y que se te multiplique por mil!

RedDonateButton become-patron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .