Aprende a saborear el momento

Me gusta vivir de prisa y con intensidad emocional.

Tengo la mala costumbre de creer que la velocidad es una cualidad (algunos hombres me amarían por eso) y los orgasmos, la sensación más exquisita del planeta.

La combinación de ambas cosas, hace que siempre esté corriendo para llegar a ciertas metas.

Desde luego, no puedo negar que me encanta avorazarme, buscar emociones intensas, ir por los satisfactores a corto plazo y los premios.

Vamos, que parece que voy por la vida buscando orgasmos.

¿Te confieso algo? La vida no me sabía bien así. Porque esas cosas que en el momento se sentían increíbles, después me dejaban insatisfecha, vacía y con ganas de más.

Entonces decidí cambiar.

Hoy me tomo tiempo para hacer las cosas con calma, pensarlas dos veces, planearlas mejor y sobre todo, disfrutar el proceso.

He entendido que la vida no solo se disfruta cuando ganas, o cuando celebras que terminaste un trabajo difícil, o cuando alcanzaste tus metas, o cuando tuviste hijos finalmente, ganaste el millón de dólares que querías o te dió el “sí” la mujer de tu vida.

La vida es todo, cada paso y cada segundo. Ir de prisa, solo es querer que el tiempo pase para alcanzar esos orgasmos de la vida: los premios inmediatos y efímeros. Así, olvidas que era igual de importante el juego previo y todo lo que había en medio.

Hoy ya no corro tanto. He aprendido a tomarme la vida más lentamente y paladearla. ¿Y sabes algo? Se siente taaaaaaan rico…

Ir lento, pensar, sentir, estar presente, es como ese cosquilleo que tienes cuando te acarician despacio y se te eriza la piel. No es un orgasmo, pero hay algo más profundo detrás: amor, complicidad, intimidad… placer, definitivamente.

No puedo decir que ya no soy así, pero me considero una adicta en rehabilitación. Cada día es como un juego para mí. Algunos gano, y otros no. Pero escribirlo, hacerme consciente y compartirlo, es como terapia. Y ayuda mucho.

Por eso estoy aquí hoy.

Quería compartirte esto. Decirte que ojalá podamos detenernos solo unos minutos en el día y poner atención a cómo la estamos pasando y qué tan presentes estamos.

Al menos para ser conscientes de si vivimos saboreando la vida o solo vamos por ahí atragantándonos con todo.

Los atracones solo dan dolor de estómago, ¿sabes?

Al final, ya no supe si te hablé de sexo, comida o de vivir lento. ¿Qué opinas? XD


Te invito a que te suscribas a mi canal de Youtube. 😉 ¡Es totalmente gratis, y perfecto para cocowashearte!

banner-youtube-suscríbete

¡Tu apoyo es muy importante para mi!

El contenido que genero es, en general, gratuito. Pero para poder generar más y mejor contenido, necesito poder mantener mis gastos, un gato y una niña. Cualquier cantidad que desees donar, será bien recibida y te traerá más abundancia a tu vida también.

Si lo quieres hacer una sola vez, puedes hacerlo a través de Ko-fi. Si ya tienes tiempo siguiéndome y estás considerando apoyarme de manera más regular, te invito a mi Patreon. Cualquiera que decidas, ¡gracias, y que se te multiplique por mil!

RedDonateButton become-patron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.