Heart Data: Las emociones y tu negocio

heart-data

Conferencia de Ana María Olabuenaga en la Semana del Emprendedor 2018.

Te confieso que esta conferencia ya la había escuchado anteriormente en el 2016 en un evento organizado por la revista Emprendedor. Hace dos años me encantó, pero hoy, me hace más sentido y estoy preparada para usar lo que Ana María comparte en mi propio negocio.

Voy a compartir contigo lo que me pareció más importante de esta conferencia, lo que puede servirte en tu propio negocio y porqué es importante enfocarnos más en las emociones que en la información cuando se trata de conectar con nuestra Tribu. 

Más información de la que podemos digerir

Se estima que hoy, se consumen 36 horas de información cada 24 horas. ¿O sea… cómo? No puedes consumir información de 36 horas en solo 24 horas.

En efecto, no podemos.

Pero la cantidad de información que se está generando, rebasa el tiempo que tenemos para elegir qué información es útil, cómo acomodarla, cómo entenderla y cuál es la que realmente me sirve y la que debo desechar.

Pensábamos que, estando mejor informados (más informados) íbamos a poder tomar mejores decisiones. Y la verdad, es que ocurre todo lo contrario. A mayor información, más problemas tenemos para elegir, porque demasiadas opciones para elegir, es como no tener opciones.

Elegimos con las emociones, no con la razón

Que no podamos elegir con la razón, de hecho es una buena noticia. Eso quiere decir que tus clientes, aún quienes se consideran muy razonables, que buscan estar bien informados, comparar datos, ver gráficas, etc., antes de tomar una decisión, terminan por hacer sus decisiones de manera emocional.

Esto significa que si logras hacer contacto con las emociones de tus seguidores, tienes una mejor oportunidad de que te escuchen. Cuando tengas su atención, vas a poder contarles el propósito de tu negocio. Una vez que ellos se sientan identificados con ese propósito, van a querer seguirte y finalmente, cuando hayas ganado su confianza, van a querer comprarte las ideas, productos, servicios, etc. que les ofrezcas.

La pregunta del millón sería. ¿Cómo le hago para conectar con mis seguidores? 

Dialoga

Mi abuelo paterno era vendedor. ¡Uno muy bueno, por cierto! Te sabía vender ideas.

Usaba las palabras con una habilidad tal que no solo sentías que te estaba escuchando atentamente, sino que además, sin importar tu postura en el tema, terminabas estando de acuerdo con él. ¡Era impresionante! Lamentablemente, él ya no está para enseñarme cómo le hacía, pero me queda muy claro una cosa: platicar con él era lo más interesante del mundo. Y me encantaba.

Mi abuelo tenía más que dominado el arte de dialogar:

  • Te escuchaba atentamente
  • Hablaba de ti, no de él; tú eras siempre el centro de su atención
  • Era empático, jamás te hacía sentir que estabas mal, aunque lo pensara
  • Cuidaba sus emociones, jamás se alteraba en exceso
  • Te hacía la experiencia amena

Nunca supe si tenía una metodología específica, pero era muy bueno hablando. Y la gente que trabajaba con él lo admiraba y apreciaba mucho.

Hay algo en el arte de dialogar que hacía que mi abuelo vendiera muy bien. Estoy segura de que tiene algo que ver con su forma de hacer sentir a las personas importantes. Así es que si logras hacer sentir importante a tus seguidores, estoy segura de que vas a conectar con ellos.

Busca el corazón de tu marca

La información por sí misma, no nos lleva muy lejos. Puedes tener una idea muy clara del perfil de tu cliente: mujer de 25 a 35 años, ama de casa, con ingreso económico menor a los 5 mil mensuales, etc. etc. Pero esa información sirve de poco cuando quieres conectar con tu cliente.

Ana María habla de que encuentras el corazón de la marca cuando piensas en la persona que está enfrente de ti y le resuelves el problema.

Es probable que hayas visto su trabajo en Bodega Aurrera. Ana María es la creadora de Mamá Lucha. ¿La ubicas? Ese personaje que pone todo en los precios más bajos. Porque para ella, el corazón de Bodega Aurrera era esa mujer, ama de casa, con un ingreso económico muy bajo, que lo que estaba buscando era luchar para hacer rendir mejor su dinero.

Esa mamá luchadora era el corazón de Bodega Aurrera que Ana María encontró, y es una de las razones por las cuales, amas de casa de todos lados se sienten tan atraídas por el mensaje de esta marca.

Busca el corazón de la marca tomando la parte emocional de la información y de ahí responde estas preguntas. 

  1. ¿Qué problema estoy resolviendo para mis clientes? 
  2. ¿Cómo me puedo enamorar de esta persona que necesita de mi ayuda? 
  3. ¿Cómo me apasiono de la idea que estoy vendiendo?
  4. ¿Cómo comunico mejor mi propósito, de tal manera que pueda inspirar al de enfrente? 

Inspira a otros a seguirte, a escucharte, a conocer tu historia, a hacer de tu propósito el suyo.

El mensaje importa más que el canal

Algunos de mis clientes me preguntan en dónde invertir su dinero para tener mejores campañas de marketing y de publicidad.

¿Quieres una respuesta honesta? No lo sé.

Casi 50% de la publicidad digital no es vista por humanos. El problema, es que no sabemos qué parte sí está funcionando y qué parte no. 😦

Mientras que la información te puede ayudar a saber dónde están tus clientes potenciales, cuánto tiempo pasan en esas plataformas, qué tipo de información consumen, etc., lo que la información no te dice es qué tanto impacto generaste en la vida de tus seguidores. Y hoy, todo se trata del impacto que dejas en los demás.

¿Te ha pasado? ¿Que llegas a una fiesta y de inmediato conoces a alguien y su personalidad es magnética? No puedes dejar de verlo o verla, todo lo que dice te parece fascinante, quieres pasar más tiempo cerca de esa persona, y cuando se va, mueres de ganas de que te de su número, su Facebook, su Instagram, lo que sea, con tal de seguir en contacto con esa persona.

Seguro que te ha pasado. Y seguro que sabes cuál es ese sentimiento del que te hablo, esa inmensa oleada de admiración, respecto y sobre todo, de saber más acerca de esa persona.

Pues eso es lo que debes provocar en la gente que se acerque a tu negocio. Por eso, más que dónde poner el mensaje (importa, claro, pero en este caso se vuelve secundario) lo importante es que tu mensaje sea claro, inspirador, emotivo e inclusivo con la gente que forma parte de tu Tribu.


 

Esto es lo que aprendí de la conferencia de Ana María. ¿Qué te llevas tú de esta conferencia para tu negocio? Platícame en los comentarios, o en un mensaje a través de mis redes sociales. Me encantaría escucharte y tener una verdadera conversación contigo. 😉

Si lo prefieres, únete a mi Newsletter y únete a las conversaciones que tenemos ahí por lo menos una vez al mes. 😉

newsletter-suscríbete

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .