Cultivar amistades

Tengo la fortuna de contar con hermosas amigas.

Como adulto, es duro hacer amigos. O al menos lo es para mí. Cuando eres mamá, y te la pasas corriendo y trabajando, queda poco tiempo para dedicárselo a la creación de una nueva relación que no sea la familia.

Pero eso me dejó pensando que cultivar nuevas amistades es como plantar flores. Y hay una gran diferencia, entre plantar una flor y un árbol frutal.

El árbol frutal es útil. Si lo riegas, lo cuidas, y le pones atención, en el futuro va a dar frutos para alimentarte. La flor no. La flor solo te da la alegría de su belleza.

Y en ese sentido, plantamos más relaciones como árboles frutales que como flores. Queremos que nos den fruto para alimentarnos: pareja, trabajo, proyectos… y no digo que esté mal. Solo digo, que necesitamos plantar más flores. Debemos cultivar amistades solo por el placer que nos causa tenerlas en nuestra vida.

Así es que, gracias a mis amigos. Gracias por ser las flores de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.